jueves, 17 de marzo de 2016

Ponceano y la hacienda de Manuela Cañizares

Panorámica del sector de Ponceano Alto, hacia el norte, sobre la avenida Diego de Vásquez (izquierda).
Ubicación de la parroquia Ponceano dentro de la división política de la ciudad de Quito (derecha).

Pocos conocen que la actual parroquia de Ponceano, ubicada al extremo nororiental de Quito, está formada en gran parte por las tierras de una antigua hacienda que perteneció a Manuela Cañizares y Álvarez, destacada prócer quiteña del Primer Grito de Independencia en 1809.

Cañizares había adquirido la hacienda en 1805 a Gregroria Salazar, y pagó por ella la cantidad de 800 pesos. La propiedad incluía tierras de labranza de trigo, de ganadería, unas pocas cabezas de ganado, herramientas para el trabajo del campo y una casa con techo de teja.

La hacienda tenía como límites el camino a Pomasqui por el occidente, el pueblo de Carretas por el oriente, y las propiedades de Francisco Mendoza y Joseph Montero por el norte y sur.

Desde que la compró, Manuela decidió mantener la hacienda en arrendamiento a Pedro Calderón, que pagaba 151 pesos anuales por su uso y mantuvo el contrato incluso con la dueña posterior. Cañizares nombraría la hacienda entre las propiedades que poseía cuando testó el 15 de diciembre de 1814, pero la vendió en 1815 a Josefa Cáceres, que pagó 1950 pesos por ella.

Referencias

  • Guerra, Manuel Patricio (2000). "La Cofradía de la Virgen del Pilar de Zaragoza de Quito", página 71. Quito: Ediciones Abya-Yala. ISBN 9978-04-636-4.
  • De Guzmán Polanco, Manuel (2006). "Manuela Cañizares, la heroína de la Independencia del Ecuador", primera edición. Quito: Comisión Nacional Permanente de Conmemoraciones Cívicas. ISBN 9978-45-199-4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada